Especialidades

Laser ATON

El láser ATON emite un haz de luz con una longitud de onda único de 308nm, a través de un aparato manual con una apertura de 5cm de diámetro, que nos permite tratar áreas localizadas, sin tratar áreas sanas. Se puede aplicar en cualquier zona del cuerpo, pues tiene un perfil muy alto de seguridad y puede ser usado a cualquier edad.

Está indicado principalmente en vitiligo y psoriasis localizadas, pero también se está usando en alopecia areata, dishidrosis y dermatitis de contacto.

El tratamiento se debe realizar 2 a 3 veces x semana, por un mínimo de 12 sesiones, para comenzar a visualizar sus resultados.

Además, no provoca dolor y no se requiere de ningún tipo de anestésico para aplicarlo. Los principales efectos adversos son: sensación de calidez en la zona tratada, eritema (enrojecimiento de la piel) y la hiperpigmentación de las zonas no afectadas por el vitiligo.

Consulte con su médico sus indicaciones y alcances.

El vitiligo es una enfermedad, no muy bien conocida aún, que se caracteriza por la aparición de máculas o manchas acrómicas, es decir, sin pigmento. Estas pueden ser únicas o múltiples, que pueden ir aumentando de tamaño en el tiempo, estabilizarse o resolverse de forma espontánea o con tratamiento. Se ubican de preferencia en rostro, axilas, mamas, genitales, rodillas, codos, manos y pies. Existen múltiples tratamientos y uno de ellos es la terapia con láser ATON.