Especialidades

Consulta Dermatológica Adulto y Niños

La dermatología, es la rama de la medicina que estudia la piel, sus anexos y las mucosas.

A lo largo de la vida, (en el recién nacido, lactante, pre escolar, escolar, adolescente, adulto, embarazada y adulto mayo), pueden ocurrir lesiones en los tejidos mencionados anteriormente y es el dermatólogo el encargado de evaluar y ayudar en su manejo, participando en la detección y tratamiento de diversas entidades clínicas.

Nuestro equipo de dermatólogos, está especializado en la detección y tratamiento de la mayoría de las patologías dérmicas y trabajan en conjunto con un equipo multidisciplinario en el Instituto Chileno de Cabeza y Cuello, para su manejo de forma más integral y adecuada a cada paciente.

Puede solicitar hora de control con nuestro equipo de dermatólogos, para una evaluación de cualquier patología cutánea, para su orientación y así lograr el mejor manejo de ellas. Puede ser pacientes de cualquier edad.

Dermatitis o eczema: enrojecimiento de la piel, con picazón, con múltiples causas.

Carcinoma espinocelular y basocelular: Son los cánceres de piel más frecuentes, en zonas fotoexpuestas, es muy importante su detección precoz.

Infecciones por hongos: enfermedades frecuentes, contagiosas y que pican mucho en zonas de pliegues.

Lesiones en piel por el sol: van desde quemaduras solares agudas, alergias al sol, lesiones precancerosas y cánceres de piel.

Psoriasis: enfermedad inflamatoria crónica de piel, en zonas de prominencias óseas, con gran impacto en la calidad de vida de las personas que la padecen.

Vitíligo: enfermedad de causa desconocida que despigmenta la piel en zonas localizadas.

Verrugas: causada por el virus papiloma humano, que se pueden presentar de diferentes formas y distintos lugares (piel y mucosas).

Picazón (prurito): es una sensación que gatilla el rascado, que muchas veces puede ser invalidante y de difícil manejo.

El melanoma: es un tipo de cáncer de piel, de muy mal pronostico si es diagnosticado de forma tardía, en contraste, cuando su diagnóstico se hace de manera temprana, por lo que es muy importante el autoexámen y los controles anuales con el dermatólogo, sobre todo en pacientes con múltiples lunares (más de 50) pues ha tenido un aumento en los últimos años.

Acné: esta patología se presenta desde la adolescencia hasta la vida adulta, existiendo múltiples tratamientos dependiendo de su severidad y la edad de presentación. Nuestro equipo tiene una gran experiencia en el manejo de esta patología en todas las edades.

Impétigo: enfermedad infecto contagiosa que afecta principalmente a los niños en edad pre escolar y escolar, que requiere un diagnóstico temprano, para evitar su diseminación.

Hiperhidrosis: patología con un alto impacto en la calidad de vida las personas que la presentan. Afecta axilas, palmas, plantas, ingles y rostro. A veces puede requerir tratamientos invasivos como aplicación de toxina botulínica y la cirugía.

Melasma: presenta manchas café claro u oscuras en rostro (frente, bigote, mejillas y mentón), puede ser muy invalidante socialmente.

Lunares (nevi): Algunos pacientes pueden presentar un número variable de nevi, desde muy pocos varios cientos, un control anual con el dermatólogo, es una medida preventiva muy eficaz, para el diagnóstico y tratamiento de lesiones sospechosas.

Dishidrosis: patología que afecta palmas y plantas, pruriginosa y con descamación de la piel.

Queratosis seborreicas: lesiones muy frecuentes en el adulto mayor, de aspecto verrucosa, que se confunden con lunares, pueden picar. Son de fácil diagnóstico y tratamiento, pero se pueden confundir con cáncer de piel.

Dermatitis seborreica: patología inflamatoria crónica, muy frecuente de la piel, que afecta zonas seborreicas, como cuero cabelludo, cejas, retroauricular, peri nasal, mentón y pecho. Requiere tratamiento constante.

Onicomicosis: es la afección de las uñas de pies o manos, por hongos, requiere un diagnóstico y tratamiento precoz, para una buena respuesta. Su principal diagnóstico diferencial es la onicodistrofia, patología de difícil manejo.

Acrocordones (“lunares de carne”): son lesiones de piel, que se ubican en cuello, axilas, inframamaria e ingles y afectan a personas con sobre peso, resistencia a la insulina, diabetes, entre otras. Son de fácil tratamiento.

Tiña plantar (pie de atleta): micosis de la piel de los pies, frecuente en personas que hacen deporte o que ocupan calzado oclusivo durante varias horas al día. Tratamiento puede ser con cremas o medicamentos orales, dependiendo de la severidad.